Trasplantan riñón a joven indocumentado

Jorge Mariscal, de 24 años, ingresó al centro

CHIGAGO - Jorge Mariscal, el primero de cinco indocumentados que lograron la atención gratuita de hospitales universitarios estadounidenses para recibir un trasplante, ingresó al centro médico de la Universidad Loyola, donde le colocarán un riñón. 

De acuerdo con la instrucción, Jorge llegó acompañado de su mamá Sonia López, quien donó el órgano, al Hospital Loyola a las cinco de la madrugada. 

Mientras la madre tenía programada la cirugía para retirarle el órgano a las 07:30 de la mañana, Jorge estaría recibiendo esa esperanza de vida solo media hora después.

En tanto, Hilda Burgos, una de las ayunantes, recordó que si bien los hospitales universitarios se comprometieron a realizar sin costo la operación, Jorge requiere de recursos económicos para garantizar sus medicinas en su proceso de recuperación. 

El grupo solidario con el joven de 24 años ha llevado a cabo diversas actividades para reunir esos recursos, desde bailes, funciones de teatro, maratones y colectas en misas, pero la cantidad reunida no es suficiente, por lo que piden donativos a una cuenta bancaria. 

Landaverde, pastor de la iglesia Misión Nuestra Señora de Guadalupe, del vecindario mexicano La Villita, agradeció en rueda de prensa al Hospital de la Universidad Loyola, "por hacer posible este milagro. 

En junio pasado, después de una huelga de hambre de casi 20 días que realizaron el religioso y cuatro familiares de los indocumentados que padecen enfermedades graves y requieren un trasplante de órgano, se logró el compromiso de tres universidades de atenderlos sin costo. 

A la fecha Jorge es el primero que ingresa a la cirugía debido a que ya contaba con su donador de órgano, que es su madre, mientras que los hermanos Lorenzo y Elfego Arroyo están en lista de espera para el trasplante de hígado y otros dos indocumentados esperan un trasplante de riñón y médula ósea.