Renuncia el Papa Benedicto XVI

El Papa Benedicto XVI decidió de manera sorpresiva presentar su renuncia al pontificado a partir del próximo 28 de febrero, durante un Consistorio Ordinario que celebró ante cardenales de la Curia Romana.

"Os he convocado a este Consistorio, no solo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia", dijo el obispo de Roma, de 85 años de edad, en latín.

"Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino", agregó.

El anuncio tomó de sorpresa a los mismos funcionarios de la Santa Sede y a los mismos periodistas, ya que en el pequeño Estado Vaticano este día es feriado por conmemorarse la firma de los Pactos de Letrán con Italia.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, confirmó la noticia comunicado durante la reunión con los purpurados, que no tenía entre el orden del día cualquier tema relacionado con una supuesta renuncia.

“Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando”, señaló. 

Según el pontífice, el mundo de hoy está sujeto a rápidas transformaciones y es sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, por ello y para gobernar la barca de San Pedro, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu.

Apuntó que ese vigor, en los últimos meses, ha disminuido en tal forma que debe reconocer su incapacidad para ejercer bien el ministerio que le fue encomendado. 

Estableció que por eso, es muy consciente de la seriedad del acto que, con plena libertad, cumplió declarando que renuncia al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que le fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005.

De forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20:00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante.

Print this article Back to Top