Reabren escuelas en Connecticut tras matanza

NEWTOWN, CONNECTICUT - Las escuelas de Newtown, en el estado de Connecticut, reabrieron sus puertas luego del tiroteo registrado en una primaria dejó 27 muertos, incluido el atacante. 

Pese a la apertura de los planteles, los estudiantes de la escuela primaria Sandy Hook, donde ocurrió la masacre, aún no podrán ir a sus salones de clase. 

Autoridades escolares indicaron que los estudiantes de Sandy Hook reanudarán sus clases en el edificio de una antigua escuela de secundaria en la localidad de Monroe, una población cercana a Newtown. 

Desde el año pasado las instalaciones están vacías y varias personas donarán su tiempo para reparar y adaptar el edificio para que los menores reciban sus clases. 

Entre tanto, la policía local y los funcionarios del Departamento de Educación en Connecticut determinaron cómo y dónde incrementará la seguridad en los planteles escolares. 

Autoridades estatales aseguraron que estarán en alerta, tanto en caso de amenazas como por bromas de mal gusto.  El gobernador de Connecticut, Dan Malloy, pidió por su parte que el próximo viernes se conceda un minuto de silencio y que las iglesias hagan sonar sus campanas, exactamente una semana después de la tragedia. 

El mandatario estatal pidió a las iglesias que den 26 campanazos en homenaje a cada una de las víctimas de la masacre, 20 de ellos niños. 

Para este martes se tienen programados los servicios fúnebres de los niños Jessica Rekos y James Mattioli, ambos de seis años, en la iglesia católica Santa Rosa de Lima de Newtown.  Ayer fueron enterrados los niños Noah Pozner y Jack Pinto, de seis años de edad.