Obama dice que comenzará a trabajar en la reforma migratoria a principios de 2013

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que espera poder introducir la reforma migratoria en el Congreso "muy pronto, tras su toma de posesión", que tendrá lugar en enero de 2013.

"Confío en que podamos hacer una reforma migratoria.  Hay que aprovechar el momento", afirmó el presidente en su primera rueda de prensa tras la reelección.

Obama insistió en que los millones de indocumentados que viven en EE.UU. que trabajan, pagan impuestos y no tienen antecedentes criminales deberían poder regularizar su situación siempre y cuando paguen una multa por el tiempo que han estado sin papeles.

El presidente desea que estas personas  aprendan inglés y paguen impuestos.

En la conferencia, Obama dijo que la participación de los latinos en esos comicios fue "tremendamente inspiradora" y dijo que tras elecciones anteriores en la que los hispanos acudían a las urnas menos que el resto de la población, la tendencia "ha empezado a cambiar".

El mandatario se refirió también al escándalo de infidelidad que sacó de su puesto al jefe de la agencia central de inteligencia estadounidense, la CIA, y dijo que no cree que eso suponga ningún problema para la seguridad nacional.

Además, recalcó que la prioridad de su gobierno será la creación de empleos en una época en la que, recordó, la economía estadounidense todavía se está recuperando.

E insistió en acabar con los recortes de impuestos para los más ricos y en no incrementárselos a la clase media: "No debemos tomar de rehén a la clase media mientras debatimos recortes de tasas para los más ricos", sostuvo.