Mitos y realidades del seguro de auto que todo conductor debe saber

La información equivocada sobre el seguro de auto impide a muchos conductores tomar buenas decisiones a la hora de adquirir una póliza. Para asegurar que cuentas con la mejor protección posible, es importante conocer todos los detalles del proceso del seguro de auto.

Los mitos y realidades a continuación también te ayudarán a despejar algunas de tus dudas principales para que puedas adquirir el seguro de auto ideal para tu situación:

MITO: el seguro de auto es opcional.

REALIDAD: aunque varía de un lugar a otro, cumplir con los requisitos mínimos del seguro de auto es una obligación legal en los Estados Unidos. Sin embargo, la cobertura básica que exige la ley no siempre es suficiente para protegerte. La falta de un seguro adecuado podría resultar en grandes pérdidas financieras para ti y tu familia, por lo que es importante averiguar todas tus opciones de cobertura.

MITO: tu historial de crédito no afecta el costo del seguro.

REALIDAD: a cada conductor le es asignado un puntaje del seguro que se basa en su situación crediticia. Muchas compañías de seguro toman en cuenta este puntaje a la hora de comprar, modificar o renovar tu póliza. Esto quiere decir que si mantienes un buen historial de crédito, probablemente pagarás menos en tu seguro de auto.

MITO: el color del vehículo determina el precio de una póliza.

REALIDAD: existen muchas características del vehículo que afectan el costo del seguro… pero el color no es una de ellas. En cambio, el precio, marca, modelo, antigüedad, tamaño del motor e historial de seguridad del vehículo son características que sí podrían modificar las primas de tu seguro. Toma en cuenta todas estas características al comprar un auto para calcular cuánto costará asegurarlo.

MITO: un seguro estándar protege mi auto en caso de robo, vandalismo o daños por incendio, inundación o granizo.

REALIDAD: para proteger tu auto contra estas situaciones, es necesario contar con la cobertura completa y cobertura contra choque. A pesar de su importancia y utilidad, ambos tipos de cobertura son opcionales, por lo que es un error asumir que se incluirán automáticamente en tu póliza. No olvides platicar con un agente de seguros para verificar que cuentes con toda la protección que necesitas.

Distribuido por Contenido Latino

Print this article Back to Top