Meteoritos dejan casi mil heridos en Rusia

 

Un meteoro estalló con la potencia de una bomba atómica sobre los montes Urales de Rusia, donde causó una onda sónica que rompió los cristales de numerosas ventanas y dejó casi mil personas heridas.

El espectáculo celeste causó un profundo terror entre miles de personas. Incluso algunas ancianas gritaban que había llegado el fin del mundo.

El meteoro -de unas 10 toneladas- ingresó en la atmósfera de la Tierra a una velocidad hipersónica de al menos 54 mil kilómetros por hora y se desintegró a una altura de entre 30 y 50 kilómetros por encima de la superficie. El estallido liberó una energía de varios kilotones sobre la región de Cheliábinsk, dijo en un comunicado la Academia de Ciencias de Rusia.

La televisión rusa mostró el video que tomó un aficionado donde aparece un objeto que cruza el cielo a muchísima velocidad alrededor de las 9:20 de la mañana hora local, justo después del amanecer, el cual deja una estela espesa y un destello intenso.

"Hubo pánico. La gente no sabía qué estaba sucediendo. Todos iban a otras casas para ver si las personas estaban bien", dijo Sergey Hametov, residente de Chaliábinsk, ciudad de un millón de habitantes a unos mil 500 kilómetros al este de Moscú.

La titular de Salud de Cheliábinsk, Marina Moskvicheva, dijo que 985 personas en la ciudad habían solicitado asistencia médica. Cuarenta y tres de esas víctimas fueron hospitalizadas, afirmó Moskvicheva, citada por la agencia noticiosa Interfax.

Según las autoridades, la mayoría de las personas resultaron heridas por fragmentos de vidrio. Algunos deportistas que se encontraban en un gimnasio en la ciudad figuran entre los que sufrieron cortaduras por los vidrios que se desplazaban en el aire.

Las autoridades de la ciudad dijeron que unos 3 mil inmuebles resultaron dañados por la onda de choque, incluida una fábrica de cinc en la que parte del techo se vino abajo.

Print this article Back to Top