El uso excesivo de antiácidos causa cáncer gástrico

El médico Raúl Ortega Rodríguez aseguró que el uso indiscriminado de antiácidos incrementa el desarrollo de cáncer gástrico y complicaciones a nivel renal. 

El gastroenterólogo indicó que dependiendo de su contenido, ya sea aluminio, magnesio o calcio, la ingesta prolongada de este tipo de productos, que sirven precisamente para contrarrestar hiperacidez, puede acarrear más perjuicios que beneficios. 

El antiácido, dijo, es una sustancia que va a amortiguar el ácido gástrico excesivo que se produce cuando hay enfermedad ácido péptica o gastritis. El paciente refiere dolor, agruras y en un momento dado, una sensación de plenitud o "llenura”.

El médico señaló que antes de consumir este tipo de sustancias, es importante determinar el origen de la enfermedad ácido péptica para entonces prescribir el tratamiento que corresponda. 

Comentó que si bien el abuso en el consumo de antiácidos ocurre a cualquier edad, el riesgo mayor está en ancianos que por cuestiones inherentes a la edad, tienen atrofia en la mucosa gástrica. 

Además de que en un alto porcentaje, son portadores de afecciones crónicas como diabetes mellitus, insuficiencia renal crónica o hipertensión que pueden también redundar en efectos adversos tras la ingesta indiscriminada de antiácidos. 

Explicó que la finalidad de los antiácidos es bajar cinco mielequivalentes el contenido del pH estomacal, si este es menor a dicha cantidad puede generar más problemas que ventajas. 

"Nos debemos fijar en efectos colaterales como granulocitosis, sobre todo en pacientes con insuficiencia renal crónica, VIH, que de por sí tienen defensas bajas y si les damos antiácidos vamos a causar más disminución de elementos de la sangre como leucocitos”, afirmó.

Añadió que en pacientes añosos el riesgo de los antiácidos estriba en que en la mayoría de los casos presentan gastritis atrófica por la misma edad, la cual es una forma crónica de gastritis y por lo mismo, un importante precursor en el desarrollo de cáncer estomacal. 

Ante esto, el médico recomendó que si bien son muy accesibles, los antiácidos deben tomarse con precaución y, como con otros fármacos, la automedicación en este caso no es recomendable. 

Normalmente, la literatura menciona tratamientos con antiácidos no mayores a un año, comentó el experto, quien también mencionó la importancia de cuidar la dieta en el sentido de preferir alimentos no condimentados, sin conservadores y acudir al médico para que determine el origen de la acidez y prescriba el tratamiento a seguir.

Print this article Back to Top