Desmantelan una banda de contrabando de drogas de México a Colorado en vehículos de carga

Agentes federales y locales desmantelaron una banda de contrabandistas de drogas que traían marihuana desde México a Colorado dos veces semana escondida en vehículos de carga, informó hoy la Fuerza de Tareas Antidrogas del Oeste de Denver.

Según la información oficial, se trataba de una banda dirigida en Colorado por Conrado Arellano-Casas, de 32 años, y en El Paso, Texas, por José Jiménez Chacón, 30, acusado de ser el cabecilla de las operaciones en Estados Unidos y que se encuentran bajo custodia.

Un jurado especial del condado Jefferson, al oeste de Denver, presentó a principios de junio pasado 96 cargos formales en contra de 23 personas (incluyendo los dos sospechosos ya nombrados).

Según las autoridades, el ilícito comenzó a ser investigado en mayo del 2010, y desde ese fecha hasta abril de este año, la banda habría traído más de 20.000 kilogramos de marihuana a Denver, en paquetes de hasta 180 kilogramos cada uno, y por un valor superior a los 36 millones de dólares (en la calle).

Los paquetes ("ladrillos") de marihuana se escondían dentro de compartimentos especialmente diseñados en la parte baja de los vehículos que no transportaban pasajeros.

Pam Russell, portavoz de la fiscalía del condado Jefferson, aseveró que la empresa Victory Tour tenía su base de operaciones en Commerce City, un suburbio al norte de Denver.

Según Russell, durante las investigaciones se incautaron 14 vehículos, siete armas de fuego, casi 500 kilogramos de marihuana, 2 kilogramos de cocaína, 53 gramos de metanfetamina y 134.000 dólares en efectivo.

"Una orden de búsqueda ejecutada en una vivienda de Arvada (en el noroeste de Denver) le permitió a los detectives descubrir un AK-47, otras armas de fuego y más de 30.000 en efectivo", dijo Russell.

Además, dijo la portavoz, se arrestaron a 18 de los 23 acusados y se presume que los cinco prófugos están en México. Seis de los acusados enfrentan cargos por asociación ilícita y distribución de más de 100 libras (45 kilogramos) de una sustancia controlada.

Diez de los detenidos pasaron a custodia del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) para determinar su situación migratoria.

La fuente de la droga, puntualizó Russell, sería el cartel de Los Zetas, en Durango, México.

"Este es un excelente ejemplo de colaboración entre las fuerzas del orden locales y federales en Colorado y en estados vecinos. Una operación antidrogas de este tamaño requiere extraordinaria organización y conocimientos", declaró Scott Storey, fiscal de distrito en el condado Jefferson, en rueda de prensa al anunciar los arrestos y los cargos en contra de los sospechosos.