Dejar de fumar reduce riesgo de infarto en la vejez

Dejar de fumar disminuye los riesgos de infartos y derrames cerebrales en tiempos de gran estrés y también en la vejez, reveló un estudio presentado hoy por el Centro Alemán de Investigación del Cáncer (DKFZ).

Un fumador de 60 años tiene tantos riesgos de infartos de corazón como un hombre 19 años mayor que no fuma. Aún así, quienes abandonan los cigarrillos también en la vejez, pueden contar en seguida con resultados positivos.

Lo anterior fue la conclusión de un estudio realizado entre ocho mil 807 habitantes del estado alemán del Sarre de entre 50 y 74 años, cuyos datos fueron dados a conocer este jueves por la prensa alemana.

"Pudimos demostrar que un fumador tiene un riesgo doble de contraer enfermedades cardiovasculares en comparación con un no fumador", explicó el director del estudio, Hermann Brenner en un comunicado.

Por ejemplo, según el estudio, un fumador de 60 años está expuesto a los mismos riesgos de infarto de un no fumador de 79 años, y a los mismos riesgos de derrame cerebral de una persona que no fuma de 69.

Los efectos positivos del abandono del cigarrillo se dejan observar en seguida: ya en los primeros cinco años después de dejar de fumar los riesgos de infartos y derrames cerebrales se reduce en cuarenta por ciento.

Print this article Back to Top