Crea un hogar libre de alergias

Cuando sufres de alergias, no solo es el exterior el que afecta tus síntomas, sino que las condiciones dentro de tu propia casa pueden estarle provocando molestias. Para que estés cómodo en tu hogar, te presentamos consejos que puedes poner en práctica desde hoy para ayudarte a tener una casa libre de alergias.

Pisos: descarta las alfombras y opta por pisos laminados o de madera. Las alfombras albergan un gran número de alérgenos que difícilmente pueden atrapar las aspiradoras.

Ventanas: cierra las ventanas de tu casa para evitar que contaminantes del exterior entren a tu hogar provocándote estornudos, ojos llorosos, etc.

Mascotas: los animales guardan alérgenos en su pelaje. Si vives con uno, procura darle un baño cada 2 semanas, o cuando recomiende el veterinario, para eliminar cualquier partícula causante de alergias.

Persiana y cortinas: limpia las persianas y lava las cortinas varias veces al año para sacarles cualquier polvo que se les pudiera haber acumulado.

Baño: es recomendable instalar un extractor de aire para lograr una buena ventilación y prevenir la formación de moho y otros hongos causados por la humedad, una de las principales causas de las alergias.

Sábanas: lava tus sábanas al menos una vez a la semana a una temperatura de 130° F ó 54° C para mantenerlas libres de las células que la piel elimina naturalmente cada noche.

Tapetes: coloca dos tapetes en la puerta de entrada de tu casa, uno afuera y otro adentro, para impedir trasladar los alérgenos del exterior al interior. Lava los tapetes a menudo para mantenerlos limpios.

Limpieza general: la limpieza será tu mejor aliada a la hora de combatir la alergia dentro de tu hogar. Limpia, sacude y aspira regularmente para evitar que se acumule polvo. Mantén tu casa ordenada para que los lugares donde se acumula polvo o sale humedad se puedan identificar fácilmente.

Print this article Back to Top