Consejos para hacer ejercicio en invierno

Ante el aumento de actividad física de la población que se registra tras la temporada navideña, principalmente para bajar de peso, el IMSS recomendó extremar precauciones como evitar hacer ejercicio al aire libre ante los daños a la salud que genera el aumento de la contaminación en la temporada invernal.

La experta Carmen Mora Rojas destacó que los índices de contaminación son más altos durante la temporada invernal.

La especialista destacó que la polución puede generar problemas respiratorios mientras se practica deporte al aire libre y a largo plazo afectaciones cardiovasculares.

Señaló que es recomendable llevar a cabo las actividades físicas en lugares cerrados como gimnasios o en el hogar, entre las medidas de prevención que ayudarán a lograr su objetivo sin poner en riesgo la salud.

Refirió que el aumento de contaminación que se registra en la temporada invernal "se debe al efecto de inversión térmica, que es cuando el aire no circula bien y los contaminantes quedan flotando, lo cual puede provocar padecimientos en las vías respiratorias”.

La experta alertó que la constante exposición a la contaminación a largo plazo genera afecciones en el sistema cardiovascular, por lo cual recomendó practicar actividad física en horarios intermedios; es decir, cuando las temperaturas ya no sean tan bajas.

La especialista también exhortó a la población a llevar un estilo de vida saludable pese a las condiciones climáticas, ya que el ejercicio brinda múltiples beneficios toda vez que disminuye la sensación de fatiga, ansiedad y estrés.

Además, explicó, brinda mayor resistencia contra las enfermedades al fortalecer el sistema inmunológico; mejora la función del corazón y los pulmones; regula los niveles de colesterol; controla los niveles de azúcar en la sangre y otorga mayor flexibilidad muscular.

 Recomendó que por lo menos 30 minutos continuos se practique algún deporte, durante cinco días a la semana, para que se logre el objetivo de tener el peso ideal; la constancia y una alimentación sana también coadyuvan a mejorar la calidad de vida.

 

Print this article Back to Top