Comunidad apoya a mujer que podría ser deportada dejando a hijos desamparados

DENVER - Amigos y familiares incluyendo líderes religiosos salieron el jueves a apoyar una mujer que corre el riesgo de ser deportada.

Imelda González Valenzuela, madre de tres hijos, se llenó de fuerzas esta mañana para enfrentar un juez de inmigración en una audiencia decisiva.

Hoy se descubriría si sería deportada; no obstante, el juez le otorgó una extensión. Así que, González Valenzuela tiene hasta el próximo 4 de diciembre para preparar su caso.

“El juez puede parar su deportación pero igual no tuviera un estatus migratorio legal, no pudiera trabajar por eso estamos pidiendo una reforma migratoria, pero también puede ser deportada”, dijo Celia Reyez-Martínez, representante de la organización Mi Familia Vota.

Imelda inmigró a los Estados Unidos  con sus hijos en 1999 e inmediatamente después se puso a trabajar como cosmetóloga hasta convertirse en dueña de su propio negocio.

Cuando Colorado aprobó leyes anti-inmigrantes en el 2006, se le impidió renovar su licencia de cosmetología.

A través de un notario, González Valenzuela intentó tramitar un permiso de trabajo. Sin embargo, el notario la defraudó, le robó dinero, y por si fuera poco inició su proceso de deportación.

Según amigos, González Valenzuela ha estado muy involucrada en su comunidad.

"Aquellos de nosotros que conocemos a Imelda y sus hijos, sabemos lo increíble, dedicada y cariñosa madre que Imelda es; y sabemos lo devastador que sería para sus tres hijos no tenerla con ellos”, dijo Mu Son Chi, Director de Racial Justice and Civil Rights Program de Colorado Progressive Coalition.

Hijos de González Valenzuela aprovecharon para agradecer el apoyo que recibieron esta mañana de la comunidad.

"Quiero dar las gracias a todos por venir y por apoyar a nuestra familia mientras pasamos por esta difícil situación. Mi mamá lo es todo para mí, ella necesita estar con su familia porque la necesitamos aquí con nosotros”,  dijo Tania Soto Valenzuela, hija de Imelda.

De acuerdo con la organización American Friends Service Committee,  cada día 1,100 madres, abuelos, tíos y hermanos son separados de sus familias a través de la deportación en este país.

“Necesitamos que el Congreso apruebe una reforma migratoria con un camino claro hacia la ciudadanía”, dijo Jordan Garcia, director de American Friends Service Committee.

Print this article Back to Top