Fin de semana: precipitaciones y helado

DENVER - Las condiciones estables se alejaron del estado el viernes y ahora se acerca una tormenta del suroeste que estará impactando Colorado a partir de este día.

Sin embargo, la mayor parte de las precipitaciones ocurrirán en el sector sur del estado, al sur de la interestatal 70. Las zonas de San Juana, La Garitas, y Sangre de Cristo podrían acumular hasta 12 pulgadas de nieve por eso se ha activado una advertencia por condiciones invernales.

Las planicies estarían viendo precipitación líquida. La zona metropolitana podría acumular hasta 1 pulgada de nieve. No obstante, las montañas más al norte podrían ver acumulados de hasta 3 pulgadas.

La temperatura en la zona metropolitana para el viernes sería de 48 grados. Para el sábado, solo llegaremos al rango alto de los 30 grados.

El sistema no se estancará así que para el domingo volvería la estabilidad justo para el Super Bowl.

--nota martes--

Aún estamos en invierno por lo tanto las condiciones cálidas no durarán y eso es precisamente lo que ocurrirá.

El martes será otro día cálido pues llegaremos a los 70 grados Fahrenheit pero las temperaturas ya empiezan a descender porque el sistema de alta presión está migrando hasta el este.

La burbuja de aire seco y cálido está siendo empujada por un sistema de baja presión que viene del suroeste, del sur de California.

La zona de las montañas estará viendo más nubosidad y precipitaciones aisladas a partir del martes.

El miércoles incrementará la nubosidad así como los vientos y descenderá la temperatura al rango medio de los 50 grados Fahrenheit. La región montañosa verá mayores probabilidades de precipitaciones.

El sistema de baja presión en altura estaría llegando a la zona metropolitana a partir del jueves. La temperatura descenderá al rango medio de los 40 grados Fahrenheit y tenemos un 10 por ciento de ver precipitaciones.

El viernes y sábado incrementa la probabilidad de precipitaciones a un 40 por ciento y la temperatura se mantendrá en el rango bajo de los 40 grados.

Puesto que este sistema contiene más humedad, las temperaturas están un tanto cálidas, estaríamos viendo una mezcla de agua nieve en gran parte del estado y no veríamos muchos acumulados de nieve.

El domingo empezará a estabilizarse la atmósfera.

--Nota lunes--

Mientras la costa este está lidiando con tormentas de nieve, Colorado está gozando de condiciones calientes el lunes.

Un sistema de alta presión en altura está causando que el mercurio se mantenga por encima de la temperatura normal. De hecho, esta burbuja de aire caliente podría provocar que empatemos o sobrepasemos la temperatura récord de 73 grados, la cual se estableció en 1982.

La temperatura máxima sería de 69 grados y la mínima fue de 37 grados Fahrenheit.

El mercurio en las planicies oscilará entre 57 y 69 grados Fahrenheit.

La zona montañosa verá el termómetro variar entre 24 y 48 grados Fahrenheit.

Más al oeste, la temperatura estará entre 44 y 53 grados Fahrenheit.

Las condiciones cálidas y tranquilas permanecerán en Colorado hasta el miércoles.

A partir del jueves, las temperaturas van a bajar porque tenemos un sistema que estará atravesando la región. El viernes tenemos un 30 por ciento de ver nevadas.

El fin de semana estará fresco.

Print this article Back to Top