LeBron James no quiere a nadie de los Sterling

La estrella del Miami Heat, LeBron James, declaró después del partido contra Brooklyn que quiere fuera de la NBA a Donald Sterling, y que nadie de la familia del vetado debe poder comprar la franquicia.

El comisionado Adam Silver marginó al dueño de los LA Clippers de por vida, sin embargo no se ha tomado ninguna decisión con respecto a la venta forzada de la franquicia.

"Como jugadores, queremos lo que es mejor y no sentimos que alguien en su familia sea capaz de ser dueño del equipo", dijo James después de su derrota ante los locales en el tercer juego de la serie de semifinales de conferencia.

La esposa de Donald Sterling busca quedarse con el 50% de la franquicia en el proceso de divorcio que está llevando a cabo. El abogado de Shelly, Pierce O`Donnel aseguró que si el asunto no se resuelve amigablemente con la NBA, irán a tribunales.

El proceso será largo y los jugadores de la NBA están conscientes de ello, pues Sterling compró este equipo desde 1981 y no se desprenderá fácilmente de él. "Al final del día, habrá una larga litigación cuando llegue a eso", dijo James. "Este tipo es quien ha sido dueño del equipo desde los 80 y no va a dar el equipo en un día. Así que parece que será largo, pero queremos lo que sea correcto".

Para que la NBA pueda forzar la venta de los LA Clippers, tres cuartas partes de los dueños de equipos en la NBA debe votar a favor de la moción. Dick Parson fue colocado como el principal oficial ejecutivo interino de los Clippers y el comité asesor y de finanzas de los dueños ha sostenido reuniones telefónicas las últimas dos semanas para discutir ese proceso y un calendario para una venta forzada.

Tanto Donald como Sherlly Sterling pelerán ante tribunales, de ser necesario, por mantener sus respectivas posesiones de la Franquicia.

Con información de Azteca Deportes

 

Print this article Back to Top