CIDH: Niñas y mujeres migrantes son vulnerables

Un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) establece que el Estado mexicano criminaliza a los migrantes, y que las mujeres y niñas son las más vulnerables en su paso por el país norteamericano.

El reporte “Derechos humanos de los migrantes y otras personas en el contexto de la movilidad humana en México” de la CIDH también sostiene que mujeres y niñas son las más vulnerables a ver sus derechos humanos violados mientras migran rumbo al norte.

“En el actual contexto de violencia generalizada en algunas zonas de la frontera norte de México, los niños, niñas y adolescentes suelen ser utilizados por la delincuencia organizada para realizar actividades relacionadas con el tráfico de personas o el trasiego de drogas”, establece el informe dado a conocer el 18 de agosto.

Dado ese contexto, la CIDH señala que le preocupa “la respuesta por parte de los Estados (como) la criminalización de estos niños a través de la imposición de medidas privativas de la libertad personal”.

La violencia sexual contra mujeres migrantes se ha convertido en parte de su recorrido por México hacia Estados Unidos, "quienes además se ven amenazadas por la trata con fines de explotación sexual o prostitución ajena", señala el informe.

El reporte se basó en una serie de visitas que realizó la CIDH a siete ciudades de México en 2011.

Si bien el problema de la migración ha evolucionado hasta llegar a la crisis fronteriza actual, Felipe González, vicepresidente de la CIDH y relator para migración, dijo que “en México se sigue deteniendo a los migrantes, aunque ya no se les criminaliza, se les mantiene en reclusión y sus derechos humanos son disminuidos porque no han cometido delito y no tienen acceso a la defensa ni a la justicia”.

El informe sostiene que, aunque el gobierno mexicano ha hecho avances en materia legislativa al modificar la ley de migración, la medida “es claramente insuficiente para prevenir, proteger, procesar, sancionar y reparar los delitos y violaciones a los derechos humanos de los migrantes”.