Armstrong admitió haber usado sustancias "reforzantes" ilegales, durante una entrevista

Dallas, EUA.- El ciclista estadounidense Lance Armstrong confesó, finalmente, haber utilizado drogas para mejorar su desempeño en la bicicleta, lo que le facilitó ganar en siete ocasiones el Tour de Francia y obtener una medalla olímpica, además de múltiples victorias en otras competencias.

Armstrong admitió haber usado sustancias "reforzantes" ilegales, durante una larga entrevista concedida a la comentarista de televisión Oprah Winfrey, la cual fue grabada este lunes en un hotel de Austin, Texas, y será transmitida el próximo jueves. 

Winfrey informó sobre las declaraciones de Armstrong en el programa CBS This Morning, de la cadena nacional de televisión CBS

La comentarista indicó que no tenía planeado revelar el contenido de la entrevista por adelantado, antes de que se transmitiera por su canal de televisión OWN Network, pero señaló que para cuando deje Austin y aterrice en Chicago ya todos ustedes lo habían confirmado. 

“Por ello, ahora estoy sentada aquí porque ya ha sido confirmado”, declaró Winfrey al referirse a la filtración a la presa del contenido de la entrevista. 

Armstrong había negado haber usado esteroides y otras sustancias "reforzantes" ilegales, aún cuando durante años había sido señalado como sospechoso. 

El ciclista logró burlar a lo largo de su carrera los múltiples exámenes antidoping a los que fue sometido, utilizando, de acuerdo con autoridades deportivas, una compleja maquinación. 

Winfrey entrevistó durante dos horas y media al ciclista, la tarde de este lunes, horas después de que Lance acudiera a las oficinas de la fundación Livestrong, para disculparse ante el personal que labora en esa institución fundada por él en 1997.

La entrevista se transmitiría completamente este jueves, aunque Winfrey aclaró este martes que ésta se pasará al aire en dos partes durante dos noches porque contiene mucho material. 

En agosto pasado, tras acumular evidencias, la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) inhabilitó a Armstrong de por vida y lo despojó de todos los resultados competitivos que obtuvo desde 1998, incluyendo sus siete títulos del Tour de France y su medalla olímpica. 

Las sanciones impusieron un alto definitivo a la extraordinaria carrera deportiva de Armstrong, considerado hasta ahora como uno de los mejores ciclistas del mundo. 

Específicamente, la USADA lo acusó de cinco violaciones a las normas antidopaje, incluyendo el uso o tentativa de uso de sustancias prohibidas mediante diferentes métodos. 

El ciclista también fue acusado por posesión de sustancias prohibidas, del comercio de esteroides, testosterona y otras sustancias "reforzantes" de eritroproteína, además de la administración o intento de administración a otros. 

También fue acusado de prestar asistencia, incitación,  contribución, instigación, encubrimiento y complicidad, que involucra a una o más violaciones antidopaje. 

Armstrong, de 41 años de edad, inició su carrera deportiva en la natación a los 12 años de edad, y luego en triatlones a los 19 años. 

El deportista abrazó el ciclismo en 1992 cuando representó a Estados Unidos en los juegos olímpicos celebrados ese año en Barcelona, España, ocupando el catorceavo lugar.  Su serie de triunfos importantes comenzó en 1993, al ganar a los 21 años de edad el Campeonato Mundial "UCI Road". 

En 1996, un cáncer en los testículos, que se extendió a sus pulmones y abdomen, lo obligó a suspender su carrera hasta 1998 cuando se le diagnosticó que la enfermedad estaba en remisión. 

La reaparición de Armstrong en las pistas del ciclismo fue espectacular al acumular triunfos sucesivos en el Tour de Francia y la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Sídney, en 2000.

Print this article Back to Top