Agente de la Patrulla Fronteriza presuntamente le dispara fatalmente a inmigrante

México condena el uso de fuerza de las autoridades

SAN DIEGO, Calif. - México condena el uso de fuerza de agente de la Patrulla Fronteriza en la muerte del nacional mexicano Jesús Flores Cruz el 18 de Febrero cerca dela garita de Otay Mesa.

La Embajada de México en Estados Unidos y el Consulado General de México en San Diego reiteraron su posición en contra del uso de fuerza contra inmigrantes por parte de la Patrulla Fronteriza y aseguran que están esperando los resultados de la investigación.

En un comunicado de la Embajada de México, publiaron lo siguiente:

"El Gobierno de México reitera la urgencia de que se adopten las múltiples recomendaciones sobre el uso de la fuerza letal por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza, que han emitido la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos, así como el Foro Ejecutivo de Investigación de la Policía (Police Executive Research Forum), con objeto de evitar estos lamentables decesos que desafortunadamente ya suman 21 desde el año 2010. Múltiples voces desde el Poder Legislativo de EUA y de la sociedad civil -en ambos lados de la frontera- se han sumado ya a este llamado crítico."

El agente de la Patrulla Fronteriza le disparó fatalmente a Florez Cruz en una zona montañosa de Otay en el sureste de San Diego este lunes por la mañana.

La agencia federal contacto al Departamento del Alguacil sobre la balacera ocurrida a las 6:55 a.m. de acuerdo al Teniente Jason Vickery del Sheriff.

Los disparos ocurrieron a unas cinco millas dentro de las montañas a la altura de Paseo de la Fuente y Alta Road, dijo Vikery.

Detectives de la unidad de homicidio del Alguacil van en camino para investigar el incidente, dijo el teniente.

De acuerdo a un comunicado de prensa del Alguacil, dos  agentes estaban tratando de detener a un grupo de presuntos inmigrantes indocumentados en un terreno de la zona de White Cross cerca de las montañas de Otay, aproximadamente a unas cuatro millas al este de la garita de Otay.

Los dos agentes estaban separados cuando uno de ellos recibió un golpe con una piedra en la cara, aparentemente lanzada por uno de los sujetos. Temiendo por sus seguridad, el agente le disparo al hombre, quien murió en la escena.

Según el comunicado, el agente sufrió heridas menores durante el incidente, el cual siguen bajo investigación.

 

Print this article Back to Top